20 Festival de Cine de Málaga (o cómo quedarse sin vida)

Estoy a go ta da.

Sí, estoy agotada, pero me siento feliz y satisfecha. Escribo estas palabras desde la tranquilidad que sólo los sábados saben brindar. Esta última semana ha sido tremenda en todos los aspectos imaginables, así que estoy aprovechando este descanso para hacer retrospectiva sobre lo vivido en la última semana.

¿Última semana? Si me paro a pensarlo, llevo exactamente un mes empapándome de novedades audiovisuales. ¡Un mes!

Todo comenzó el 24 de febrero con el documental “Santa Fiesta” y acabó anoche, 24 de marzo, con la minigala de entrega de premios del Festival de Cine de Málaga. Antes del festival oficial, la ciudad ofreció diversas actividades artísticas con el lema “Málaga de Festival”. Entre estas actividades podían encontrarse diferentes proyecciones tanto de documentales como de películas. Por lo que me dispuse a apuntar en mi calendario las proyecciones a las que quería y podía ir.

Pero la semana verdaderamente intensa ha sido esta última, ya que fui seleccionada como jurado documental en el 20 Festival de Cine Español de Málaga. Esto significa que debía ver todos los documentales que entraban a concurso, tanto los cortos como los largos, y después elegir, junto con mis compañeros (todos ellos geniales 😊), un único ganador de cada categoría.

Esto último, mezclado con una acreditación que me permitía ir al resto de proyecciones ofrecidas + ruedas de prensa, dio un cóctel explosivo que se resume en estar en el centro de Málaga de 9:00 de la mañana hasta las 00:30 de la noche.

Y claro, llega un punto en el que tu mente sufre un cortocircuito y se niega a funcionar. Es por eso que hoy me he permitido un día de soledad y relax máximo.

Así que pensando en esta semana (mes) audiovisual, he reafirmado el hecho de que quiero dedicarme a hacer documentales. Quiero ser cineasta documental. Quiero hacer cine. Pero me encuentro en un momento de mi vida en el que estoy bloqueada. Pocas ideas se me vienen a la mente, y las que vienen, no son lo suficientemente fuertes como para mover mi maquinaria interna.

Sin embargo, hay una frase que he escuchado esta semana que lleva resonando en mi cabeza desde que entró por mis oídos. Es una frase que creo que define mi situación:

“Hay cineastas que sólo fuera existen”

No recuerdo quién lo dijo, pero la escuché durante el V Encuentro Documental que se celebró en la ciudad. Uno de los ponentes estaba hablando sobre una cineasta iraní que, al ser expulsada de su país, tuvo que dedicarse al cine desde Cuba.

El caso es que esta frase me hizo darme cuenta de una cosa: siento una terrible envidia de la gente que consigue sacar la belleza de sus lugares de origen. Me explico: me gusta la fotografía, y me entusiasmo mucho cuando estoy descubriendo nuevos paraderos. Sin embargo, para mí, el reto más difícil con el que me he encontrado ha sido fotografiar el pueblo en el que he vivido toda mi vida. Soy incapaz. No puedo. No consigo verla con ojos interesantes. Es un reto que nunca he podido superar.

Quizás lo mío no tenga remedio y mi creatividad sólo puede florecer en lugares nuevos. No pasa nada. Todos tenemos algún que otro punto flojo.

El caso es que me siento más aliviada. Creo que la aventura que estoy planeando va a insuflarme la energía suficiente para activar mi parte más creativoaudiovisual, y que el día a día cambiante va a ser lo que despierte a mi cerebro. Creo que lo cotidiano y lo repetitivo me ablanda hasta el punto de parecerme a una patata cocida (?).

Eeeen fin, estoy agotada y hoy mi cuerpo ha decidido que no va a salir en todo el día de la cama 😌

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s