¡Visa conseguida!

Si alguien me preguntara por mi experiencia solicitando la Work and Holiday Visa para Nueva Zelanda, probablemente la primera respuesta que se me vendría a la mente sería “no le deseo a nadie tener que pasar por ello”. Os juro que es verdad (algún día contaré lo horrible que fue esa noche).

Pero horribilidades(?) aparte, ¡HE CONSEGUIDO LA VISA! ¡SSSSIIIIIIIIIIIIIIÍ! YEAAAAHHHHHHHH! 🎉👏🎉👏🎉👏🎉👏🎉👏🎉👏🎉👏🎉👏

Y, como era de esperar, eso también me ha hecho reflexionar.

Vale, todavía no me he ido, pero este ha sido un paso importantísimo para alcanzar mi sueño. No quiero decir que si no conseguía la visa todo se iría al garete, ni mucho menos, pero yo quería ir a Nueva Zelanda con la Work and Holiday, y ya la tengo. Y el tenerla me da más seguridad.

Porque a lo largo de este año he sentido muchísima inseguridad con respecto a mis planes viajero-vitales. No siempre he dudado de ellos o de mi misma, pero el hecho de que la gente que me rodease lo dudara me causaba inseguridad.

Creo que salvo Miguel, una buena amiga, una compañera de clase y un profesor, TODAS las personas con las que he compartido mi plan viajero no me han creído. Los argumentos de por qué mi plan no puede salir adelante son contraataques demoledores. Pero los silencios y las miradas (o los desvíos de éstas) eran aun peores. Me dolían. Sabía que oían mis palabras pero no escuchaban con el corazón porque daba igual lo que dijera, la gente había creado su molde de “eso es imposible” y no había pedacito de sueño que entrara ahí.

Que sí, que todavía no me he ido, que aún no sé si esto va a salir adelante o no. Que todavía puedo pegármela, sí.

Pero ¿y qué?

Es algo que deseo hacer con todas las fuerzas que soy capaz de albergar. Y no solo lo deseo, sino que estoy haciendo algo que muchos ni se atreven:

i n t e n t a r l o

Así que luchad por vuestros sueños hasta el final (tengo la teoría de que somos lo que soñamos), pero también apoyad a los que intentan luchar por los suyos. Pensad que los sueños son como bolitas de cristal, las pueden haber más o menos grandes, pero todas son frágiles. Así que guardad vuestros manotazos de “realidad”. A ver quién es el valiente que reconstruye una bola con virutas de cristal…

¿Hay gente que tiene ideas descabelladas que podrían incluso ser contraproducentes? Es posible. Pero hay formas y formas de expresar una opinión. Nunca optéis por el menosprecio.

Yo por lo pronto creo que voy por buen camino en eso de hacer los sueños realidad. Sí, creo que lo lograré.

Y si no, mínimo me llevo un año de viaje por Nueva Zelanda 😜 Yay!

 

ACTUALIZACIÓN del 13 de junio de 2017: estaba yo en Facebook cuando me topé de repente con este post que ha sabido resumir mucho mejor que yo lo que sentimos a quienes nos “matan la ilusión de viajar”. Recomiendo mucho su lectura: https://www.sinmapa.net/me-matan-la-ilusion-de-viajar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s