21 días de minidesafío para reorientarme

Ay, las vacaciones…

El verano siempre ha sido mi estación favorita del año. El sol, las terracitas, la playa, las fiestas, la ropa corta y colorida… Además soy una persona muy, muy friolera, y la época estival es la que permite a mi termostato mantenerse a niveles templados (salvando las noches, en las que una sabanita por encima nunca falta).

Otra cosa que en mi vida -me consta que en la de muchos, sobre todo durante la infancia- ha ido de la mano del verano ha sido el tiempo libre.

¿Alguna vez os habéis sentido abrumados por la abundancia de tiempo?

Sí, sí, abundancia, no falta.

Hasta hace unos días me sentía así. Había tenido un último cuatrimestre universitario muy agobiante en el que apenas tuve tiempo para respirar. Todos los días -y varias noches- estuve a tope intentando llevarlo todo. Mi mente trabajaba prácticamente 24/7. Levantarse temprano y acostarse tarde para poder hacerlo todo. Encima el hecho de ser bastante perfeccionista me hace invertir más tiempo y energía mental en tareas que podrían durar menos.

Hacer, hacer, hacer, pensar, pensar, pensar, estrés, ir, venir, entregar, aguantar, llorar, ir a trabajar, ir a grabar, editar, estrés, volver, venir, explotar

Y de repente, la nada.

De repente un día estaba de vacaciones y ya no había nada que hacer. Hubo mañanas en las que me desperté preocupada pensando qué leñes hacía durmiendo con todo lo que había que hacer. Pero no había nada que hacer, todo estaba hecho. Fin.

Y de repente me vi dentro de un reloj de arena donde el paso del tiempo me iba enterrando, grano a grano.

Tantos proyectos esperando su turno y ahora que la lista de espera tenía mi nombre no veía cómo invertir el tiempo en mí. Estaba desorientada.

 

Hasta que encontré inspiración.

 

Como comenté en un post anterior, una de las formas de sobrellevar la abstinencia viajera es leyendo blogs de viajes. En uno de esos días que el tiempo “me sobraba” decidí buscar nuevos blogs. Así di con Puentes en el Aire, cuyo estilo me enganchó desde el primer párrafo. En su blog encontré un desafío que me devolvió un poco de orientación y me hizo trazar un plan.

El desafío consiste en identificar los cambios que deseas en tu vida y trabajarlos diariamente durante veintiún días para lograr nuevos hábitos. Así que hice lo propio y elaboré una lista de las cosas que quería hacer cuando no tenía el tiempo que ahora sí.

 

1. Hacer ejercicio 💪

JAJAJAJAJAJA maemía no te lo crees ni tú, guapa.

No, no estoy haciendo una lista de propósitos que-no-se-cumplirán de año nuevo. Es en serio. Tengo que hacer más ejercicio porque en el último año he engordado TRECE kilos. Así como lo lees.

He engordado no tanto por la alimentación -que también-, si no por el sedentarismo. He estado tan ocupada invirtiendo mi tiempo en otras cosas que me he olvidado de mi. Así que no queda otra que comenzar a hacer ejercicio  to dos  los   as *una Marta regordeta llora desconsoladamente*  Todos *se seca las lagrimitas y se pone un chándal*

Lo que me lleva a…

 

2. QUÍTATE LAS MALDITAS CHUCHERÍAS 🍬

Hala, decidido, fuera esas chuches que con tanta sensualidad me llaman desde la ventanita del kiosco prometiéndote los más dulces placeres jamás experimentados… ¡Ay! Así no eh Marta, así no.

 

3. Leer más 📖

Siempre me he considerado una persona muy lectora. Mi máximo ha sido leer -y terminar- cinco libros a la vez. Eso ocurrió porque sentía ansia de leer. Y todavía la tengo. Los libros son mi debilidad. Es ir a una librería y adiós Marta y su dinero. Pero este curso académico me he alejado muchísimo de ellos, acostumbrándome a leer sólo en el transporte público. Cuando dejé de usarlo, dejé de leer casi por completo.

La lectura es un hábito que quiero retomar. Así que me propongo a leer de nuevo toditos los días.

 

4. Sacar más fotografías 📷

Desde mis comienzos a mediados de 2013, he tenido una relación amor-odio con la fotografía. Mi relación con ella es cíclica: estamos muy enamoradas la una de la otra hasta que llega la monotonía y mata nuestro amor, luego una pequeña idea surge y nos ilusionamos y volvemos a darnos la mano y nos enamoramos, hasta que la rutina nos visita de nuevo. Over and over again…

Adivinad en qué punto del ciclo me encuentro en estos momentos.

He decidido que esta vez voy a forzar un poco la relación. Pero solo un poco, yo sé que si le doy un empujoncito todo irá sobre ruedas. Sólo le hace falta tiempo (que lo tiene) y valor (que lo tendrá).

Así que me propongo recuperar a mi amada afición fotográfica.

 

5. Esrcibir más ✍

Para completar el triángulo artístico, después de la lectura y la fotografía en el último vértice se encuentra la escritura. Nunca he sido de escribir mucho. De hecho, varias veces intenté comenzar sin éxito un diario. Pero nada, lo abandono porque me leo y no me veo lo suficientemente buena (como si para escribir un diario necesitaras serlo, já). Siento que sólo escribo tonterías pero si no escribo no mejoraré nunca y si no mejoro menos ganas tengo de escribir. La Martadilla que se muerde la cola.

Hace mucho leí que para adquirir hábito en la escritura lo importante era (atentos eh) escribir. Escribir diariamente sobre lo que fuera durante unos diez o diez quince minutos al día. No hace falta comerse la cabeza con grandes historias, la cosa es empezar a escribir lo primero que se venga a la mente.

Así que voy a intentar superar el miedo al folio al blanco que tanto me paraliza.

 

6. Dibujar 🎨

Al contrario que con la lectura, dibujar nunca fue mi punto fuerte. Bueno, sí que lo fue, pero mi arte duró lo que duró mi infancia. Me gusta dibujar y colorear, y me encanta la sensación al hacerlo porque le dedico mucho cariño y empeño (ya sabéis, lo de ser perfeccionista), pero en lugar de ser algo que me estresa por querer hacerlo bien, es algo que me relaja y con lo que disfruto.

¡Así que a pintar se ha dicho!

 

7. No más RR.SS. 📱

Puentes en el Aire no es el único blog que se unió al desafío. Es más, según entiendo, el reto lo inició la Maga de Caminomundos, a quien se le unieron otras personas creando una cadena de minidesafíos blogueriles. Uno de los retos que más he visto que se repite  es el de limitar el uso de las Redes Sociales.

Y es que es verdad, el mundo virtual muchas veces nos abduce. Tenemos el móvil esposado a nuestras muñecas, y cuando (aparentemente) no hay nada que hacer, nos enredamos en esas pegajosas redes de telaraña en las que perdemos horas, y horas, y horas sin apenas darnos cuenta. Dedito se desliza hacia arriba, dedito se desliza hacia abajo, scrollscroll, scroll, doble click para que salte el corazón, me gusta me enfada me divierte, FAV para leerlo más tarde y Retuit porque me ha hecho gracia, scrollscroll, scroll…

Basta.

Voy a ponerle freno y limitar el tiempo que invierto (pierdo) en las redes sociales.

 

8. Aprovechar Málaga 🌇

Sí, ya sé que antes me asfixiaba y sólo quería huir (soy una drama queen total), pero hay que reconocer que Málaga ofrece muchas actividades, sobre todo culturales. A lo largo de este año he querido ir a varias exposiciones, pero por tiempo y pereza al final no he ido a ningún lado.

Me consta que muchos museos son gratis ciertos días de la semana o que hacen descuentos por ser estudiante. Así que ahora que estoy de vacaciones y me he mudado al centro de la ciudad, es el momento perfecto para aprovechar Málaga.

 

Uff… En la que me he metido.

Me comprometo virtualmente a hacer todo lo que esté en mis manos y mente para cumplir este desafío y comenzar una rutina distinta. Espero que no sea una lista muy utópica.

¡Nos vemos el siete de agosto! 😊

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Satu dice:

    Muy bien Marta. Esperando el siguiente capítulo 🤗

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s