Hola de nuevo

Llevo exactamente diecinueve días en Nueva Zelanda y todavía no me he dignado a abrir mi alma en canal para sacar todas las emociones que estoy envasando en mi interior. Pero es que no es fácil. No es fácil encontrar palabras. Son veintisiete las letras del abecedario y todavía no he encontrado la combinación de letras perfecta que le de nombre a todo lo que estoy viviendo.

¿Cómo transmito al mundo lo que es hacer realidad un sueño?

¿Cómo explico lo que es moverte en un país nuevo con un idioma que no estás acostumbrado a usar?

¿Cómo hago entender que en Nueva Zelanda los trámites son fáciles, que abrirse una cuenta en el banco o comprar un coche lo puedes hacer en cuestión de minutos?

¿Cómo explico que aquí he comprendido de verdad lo que significa la palabra interculturalidad e integración cuando ves en la publicidad gente asiática no estereotipada o cuando el médico que te atiende en urgencias es indio?

¿Cómo transmito la sensación de que cuanto más te alejas de casa, más se intensifican las emociones, que los sentimientos buenos se triplican y los malos te hunden más que de costumbre?

¿Cómo hago entender que no estar viajando compulsivamente devorando el país me frustra a la vez que me da cierta paz y bienestar, que me encanta quedarme algunos días en algún pueblo que para otro viajero sólo sería el de paso?

¿Cómo os transmito lo maravilloso que es que toda tu vida quepa en un coche, y dormir en él, y cocinar en él, y tener tener un baño en él; lo que es despertar a veces frente al mar y a veces en un parking cualquiera; y lo que es encariñarte terriblemente de ese (¡esa!) vehículo hasta el punto de ponerle nombre propio?

¿Cómo explico que sólo cinco días de trabajo en un campo de kiwis han sido suficientes para replantearme varias cosas de mi vida?

¿Cómo transmitir la sensación de haberte enganchado a una ciudad sólo habiendo pasado dieciséis horas en ella?

¿Cómo explico que me da ansiedad tener problemas pero que a la par me gusta porque así veo hasta dónde son capaces de llegar mis aptitudes resolutivas?

¿Cómo puedo emocionar a mis conocidos explicándoles que aquí cuando te preguntan tu nacionalidad y contestas que eres de España normalmente se emocionan, porque resulta que eres el primer español que conocen; y que además sabes muy poquito de ese país que les queda tan lejos?

¿Cómo haceros ver que los ángeles de la guarda existen, y que me los llevo encontrando desde el aeropuerto de Málaga, que ellos nos han salvado el culo más de una vez y que confío plenamente en que el mundo está lleno de bellísimas personas dispuestas a ayudar?

¿Cómo os explico la sensación de poder comerte el mundo de un bocado cuando estás frente a una cascada en medio de una aparente selva después de haber visto gusanos luminosos en un túnel? Sí, así de increíble es la naturaleza.

¿Cómo puedo transmitir todo lo que estoy sintiendo con esta experiencia?

Porque yo de verdad que no encuentro las palabras.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Satu dice:

    ¡Qué bonito lo estáis viviendo! Y tanto bueno que todavía queda por delante. Cada día vuestro es como una nueva puerta que abrís, y no sabéis exactamente lo que encontráis detrás de ella. Así sí que gusta vivir. Pues nada: ¡A por ello! 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s