Cómo aprovechar una escala en Shanghái: visita a Yuyuan Garden

Para llegar a Nueva Zelanda tuvimos que coger cuatro vuelos con tres escalas. Una de ellas fue de 16h en Shanghái. Por suerte, China tiene un visado que te permite salir del aeropuerto por un máximo de 24 horas, así que decidimos aprovechar la escala para descubrir una ciudad y un país nuevo.

Si quieres saber cómo se solicita el visado chino por 24h, entra aquí.

 

Como nuestro vuelo llegaba a Shanghái a las doce de la noche, decidimos reservar una habitación para descansar unas horas, que ya llevábamos sobre nuestras espaldas unas 18h de viaje. Dentro del propio Aeropuerto Internacional de Shanghái Pudong hay un hotel, el Da Zhong Pudong Airport Hotel. Al estar dentro del propio aeropuerto, no te hace falta ni salir de él.

Marta Diarra Lampi

Nosotros reservamos una habitación doble con camas separadas por 65€ a través de Agoda. ¿Por qué camas separadas? Porque habíamos leído en Internet que la cama doble era incomodísima, como una piedra. Y es cierto que nuestras camas no fueron las mejores del mundo, pero a mi gusto fueron cómodas y para gusto de Miguel fueron duras. Como todo, dependerá de la persona y sus exigencias.

En la habitación tenías cama, Internet, una ducha, toallas, champú, gel, acondicionador, té y un teléfono.

WhatsApp Image 2018-05-12 at 18.23.04
Nuestra habitación

Marta Diarra Lampi

Marta Diarra Lampi
Las vistas de la habitación

A las 06:00 de la mañana sonó nuestro despertador. Teniendo en cuenta el tiempo y las distancias, teníamos dos opciones: ir al Bund en el barrio de Pudong, que es una zona del malecón a orillas del río Huangpu y desde donde se ve el famoso skyline de Shanghái, o ir al Jardín Yuyuan, que es uno de los jardines más famosos del país.

Como nosotros no somos muy de ciudades, escogimos la segunda opción, ya que nos parecía una actividad más “cultural” que ver edificios financieros.

_MG_9418.jpg

Pero antes, el desayuno: como en todo aeropuerto hay muchas cadenas de comida. Eso sí, vas a tener que hacer uso de tus aptitudes en mímica, porque ni siquiera en el aeropuerto vas a encontrar trabajadores que hablen inglés. Ni en el aeropuerto ni fuera de él. En China la gente no habla inglés.

fideos desayuno.jpeg
Miguel no estaba muy convencido con eso de desayunar fideos, pero donde fueres haz lo que vieres, ¿no? 😉

Una vez con el estómago lleno, para llegar a los jardines tendríamos que hacer uso tanto del tren como del metro. Al igual que nuestro hotel, dentro del aeropuerto está el tren Maglev, que es el tren más rápido del mundo y además es de levitación magnética, es decir, en lugar de ir sobre raíles, “flota” por la fuerza de los imanes. El Maglev llega a la velocidad de 300km/h y se recorre en 7min. lo que un coche tardaría 40min.

Nada más salir del hotel, encontrarás carteles que te indican dónde está el Maglev. La entrada la pagas en una taquilla y puedes pagar con tarjeta de crédito. Nos costó 10€ ida y vuelta para dos personas. Además, aprovechamos para cambiar algunos euros a yuanes en el aeropuerto antes de salir.

 

Fue muy emocionante montar en el Maglev y ver la ciudad por la ventana, rapidísimo. Incluso puedes ir viendo por un rótulo digital las velocidades que va cogiendo el tren. Una lástima que el trayecto sólo dure siete minutos.

G0114509.jpg
Súper felices en el Maglev 😀

G0114503.jpg

Os aconsejo que si queréis llegar al Jardín Yuyuan, cojáis en el aeropuerto un mapa del transporte de la ciudad y sigáis las indicaciones que os digo a continuación:

subway-map
Mapa de metro de Shanghái. Puede parecer lioso pero es fácil.

El Maglev sólo tiene una parada: Lyongyang Rd, que es una estación de tren semicubierta. De ahí tendremos que buscar la estación de metro, que está a la derecha, y seguir la línea de metro 2 color verde hasta la parada Nanjing Rd (que es donde se cruza con la línea morada clarita en el mapa). No os preocupéis, todo está muy bien indicado, no tiene pérdida. Además, para no saltarte la parada, puedes ver encima de las puertas del metro un mapita que te indica en qué parada estás.

WhatsApp Image 2018-05-12 at 18.25.45.jpeg
Las lucecitas te sirven de guía para saber en qué parada estás

Una vez ahí, bajamos del metro y cambiamos a la línea de metro 10 color morado claro hasta la parada Yuyuan Garden. Sólo es una parada y de transbordo, por lo que no necesitas comprar un nuevo billete.

A las malas, este recorrido lo completas en hora y media.

Anda, os dejo otro mapa que ha hecho Miguel para que os sea más fácil moveros por el metro (hip-hip hurra!!!):

WhatsApp Image 2018-07-10 at 16.14.09
De nada 😉

Una vez llegamos a destino y salimos del metro, no tuvimos ni idea de qué hacer. ¡Estábamos en China! Y hacía menos de 24h en Rusia. No nos lo podíamos creer. El ambiente era gris, había tráfico, gente andando de un lado para otro, policías multando a viandantes… casi que nos costaba interiorizar que estábamos en CHINA.

Marta Diarra LampiMarta Diarra LampiMarta Diarra Lampi

_MG_9622-2.jpg
A lo lejos, los edificios financieros del Bund.

Ahora tocaba encontrar los jardines, y no teníamos ni la más remota idea de cómo llegar a ellos.

Como Google está prohibido en el gigante asiático, no podíamos usar el Maps, por lo que tuvimos que utilizar la aplicación Maps.Me. Así que recuerda descargar el mapa offline de Shanghái en la app si vienes por estos lares, ya que no podrás usar ninguna aplicación de Google, así que Facebook, Instagram y WhatsApp también quedan fuera (en teoría WhatsApp sí funciona, pero nos contaron que lo habían cortado por unos días porque se estaba dando un congreso comunista ????).

Marta Diarra Lampi
Ubicándonos con Maps.Me

Una vez ubicados y sabiendo hacia dónde dirigirnos, comenzamos a andar por la caótica ciudad. Al inicio Shanghái nos parecía una ciudad como cualquier otra occidental. Sabíamos que estábamos en China porque veías carteles con caracteres asiáticos, pero por lo demás, podríamos haber estado en cualquier lugar.

Hasta que poco a poco fuimos adentrándonos en la ciudad, por sus rincones y callejuelas, y nos encontramos cada vez más inmersos no en la China de grandes edificios financieros, sino en la -aparentemente- más tradicional.

Marta Diarra LampiMarta Diarra LampiMarta Diarra Lampi

Hasta que nos metimos en un callejoncito que hizo que por fin comprendiéramos que estábamos donde estábamos, a miles de kilómetros de casa, en un país nuevo, completamente diferente al nuestro y con un idioma aún más diferente.

Que estábamos en Shanghái.

Que estábamos en China.

Marta Diarra LampiMarta Diarra LampiMarta Diarra LampiMarta Diarra Lampi

Al principio llegamos como a una plaza que es el mercado Yuyuan, que está en pleno centro de Shanghái, con un montón de tiendas al estilo tradicional para comprar tanto comida como souvenirs. Según tengo entendido los precios de estas tiendas son más elevadas al estar en una zona turística, pero simplemente el estar ahí y pasear por ese ambiente merece la pena.

G0124532.jpg

_MG_9467.jpg
Típica comida china: KFC 😝

 

_MG_9616.jpg

_MG_9617.jpg

Después llegarás a la parte exterior de los jardines, que son una preciosidad con estanques y muchísima vegetación. También es donde más turistas vimos por metro cuadrado, pero no es de extrañar. Es un lugar verdaderamente precioso.

WhatsApp Image 2018-05-12 at 18.26.07.jpeg

_MG_9485.jpg

_MG_9496.jpg

_MG_9497.jpg

_MG_9498.jpg

_MG_9491.jpg
Ahí están las taquillas del Yuyuan Garden

Después llegas a la taquilla de entrada a los jardines Yuyuan. Abren todos los días de 8:30 a 17:30 y la entrada cuesta 30¥ o 40¥ (al rededor de unos 5€), según la temporada en la que vayas. Por si os interesa, la ubicación exacta es: 218, Anren Road.

Los jardines Yuyuan fueron construidos por un funcionario entre los años 1559 y 1577 como regalo a sus padres, que eran demasiado mayores como para viajar a la ciudad y ver los jardines imperiales. De ahí el nombre del jardín, pues Yu significa salud y tranquilidad.

Tras su muerte, la familia del funcionario quebró y el jardín quedó en el olvido, hasta que en 1760 fue comprado por unos comerciantes. A comienzos del siglo XX una parte del jardín se convirtió en bazar por orden de las autoridades, y la otra parte se restauró, convirtiéndose en lo que hoy es.

Os dejo algunas fotos de este maravilloso lugar:

_MG_9508-Pano.jpg

_MG_9515.jpg

_MG_9583.jpg

_MG_9608.jpg

_MG_9596.jpg

_MG_9598.jpg

Bonito, ¿verdad? 😊

Después de nuestra corta pero intensa visita por el centro de Shanghái y los jardines Yuyuan, hicimos el camino de vuelta hacia el aeropuerto, pues nos esperaban dos vuelos más y una escala antes de llegar a Auckland, nuestro destino final.

No sin antes ir a algunas tiendas para comprarnos algún que otro dulce 😋

_MG_9396.jpg

Anécdota culinaria graciosa 1: después de sopesar durante muuuucho tiempo qué dulce elegir, finalmente nos decantamos por uno que resultó ser el típico dulce de huevo portugués, lo que pasa es que no lo sabíamos, pensábamos que serían dulces chinos. Sí, nos habíamos ido hasta china para comer comida portuguesa, bravo 🤦🏽‍♀

Anécdota culinaria graciosa 2: ¿recordáis que os dije que en China NADIE habla inglés? Pues fuimos a un KFC del centro porque teníamos poco tiempo y necesitábamos comida para llevar rápida. Había un menú que ofrecía dos opciones, la A y la B, pero en apariencia eran iguales. Intentamos descubrir cuál era la diferencia, hasta llamaron a una especie de manager, pero no nos hicimos entender. Escogimos la opción B… No era la opción picante, no, era la opción LAVA CON SÓLO MIRARLO. Tuvimos que comernos la comida aún más rápido para evitar el intenso picor 🤦🏽‍♀

Anécdota culinaria graciosa 3: en el aeropuerto Miguel fue como a 1372941 restaurantes porque quería un vaso de agua, pero nadie le entendía. Hasta que en un traductor consiguió escribir en chino “vaso de agua” y le dieron un vaso con agua hirviendo con hielos (?)  🤷🏽‍♀

 

En fin, espero que esta guía os ayude a aprovechar una escala laaaarrrrggggaaaa en Shanghái, seguro no os arrepentiréis. La mayoría de las personas prefieren visitar el centro financiero y ver el famoso skyline de Shanghái, pero si no os apasionan tanto la city, el mercado y los jardines Yuyuan son una opción genial.

Si tenéis cualquier duda, dejadla en los comentarios 😃

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Satu dice:

    ¡Que buen reportaje!, como siempre. Y unas fotos estupendas. Siempre es un gustazo leerte y ver tus fotos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Kiitos paljon! En breves seguiré publicando los diarios de viaje con muchas fotos 😀

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s