Un trimestre viajando

Hoy hace tres meses de aquel día en el que por poco me quedo en tierra. A saber qué sería de mí si la suerte hubiera decidido quedarse dormida esa noche… Tres meses que salí de casa. Intento hacer introspección para ver si el viaje me ha cambiado en algo pero no consigo encontrar diferencias….

Feliz año nuevo neozelandés II

Nunca he sido de darle especial importancia a los cambios de año. Ni mucho menos de hacer balances, introspecciones, propósitos ni nada parecido. Pero este año ha sido diferente. Los últimos días del 2017 me tuvieron muy reflexiva. Pensaba en el trabajo, pensaba en mi tiempo libre, pensaba antes de dormir… pensaba en todo lo…

Hola de nuevo

Llevo exactamente diecinueve días en Nueva Zelanda y todavía no me he dignado a abrir mi alma en canal para sacar todas las emociones que estoy envasando en mi interior. Pero es que no es fácil. No es fácil encontrar palabras. Son veintisiete las letras del abecedario y todavía no he encontrado la combinación de…

Despedida – Bienvenidas – Despedidas

Este post se me lleva resistiendo varios días. Tengo tantos sentimientos encontrados que cuando intentan escapar hacen tapón en la salida y la obstruyen. Necesito un embudo emocional (?) que canalice mis sentimientos, los ponga en orden y les indique cómo salir, sin mucho jaleito por favor, que no está el horno pa’ bollos. Ahora…

21 días de minidesafío: Resultados

Buf… No sé ni por dónde empezar para reordenar mis pensamientos. He aprendido bastante con este minidesafío. Más que aprendido, me he conocido un poquito más a mí misma. Algunos retos lo he cumplido y otros no he llegado ni a olerlos. He sacado tantas reflexiones que no sé ni por dónde empezar. Así que…

Una graduación un tanto diferente

El pasado fin de semana, el último de julio, Miguel me preparó una “graduación” sorpresa. ¿Qué digo una? DOS graduaciones sorpresa (un día con amigos y otro con la familia), ya que este año decidí no graduarme en la Universidad. La idea le vino porque en su momento yo no tuve interés en graduarme. Sin…

21 días de minidesafío para reorientarme

Ay, las vacaciones… El verano siempre ha sido mi estación favorita del año. El sol, las terracitas, la playa, las fiestas, la ropa corta y colorida… Además soy una persona muy, muy friolera, y la época estival es la que permite a mi termostato mantenerse a niveles templados (salvando las noches, en las que una…

Parálisis viajera

Hace un par de semanas escribí sobre mi necesidad de irme y el ahogo que sentía estando donde estaba. Tranquilos. Estoy bien. Las aguas -en este caso las llamas- se han calmado y yo ya me encuentro mejor. ¿Conseguí escaparme a algún lugar? Ni por asomo.   No puedo irme. Aunque mi mente esté viajando a miles…

Bienvenidos a Belice

A pesar de las alegrías que me han traído los preparativos del viaje, llevo mucho tiempo con la sensación de una combustión inminente. Que en breves voy a ser incendio. Y no sé qué será de mi después de eso. Ya ando soltando chispazos. Si echo la cuenta atrás soy incapaz de señalar cuándo empezó…

¡Visa conseguida!

Si alguien me preguntara por mi experiencia solicitando la Work and Holiday Visa para Nueva Zelanda, probablemente la primera respuesta que se me vendría a la mente sería “no le deseo a nadie tener que pasar por ello”. Os juro que es verdad (algún día contaré lo horrible que fue esa noche). Pero horribilidades(?) aparte, ¡HE CONSEGUIDO LA VISA!…

La cotidianidad del no-viajero

Hace tiempo, reformaron las carreteras de los alrededores de donde vivo. Un día, ya terminadas las reformas, me di cuenta de que una hoja de árbol se había quedado pegada con hormigón sobre un paso de cebra. Me encantaaaaaaaba esa hojita 😍🍁 Me parecía súper bonito que algo destinado a descomponerse y desaparecer, pasara a ser inmortal…